Wi-Fi de los aviones; por que es tan lento y caro?

La red Wi-Fi de los aviones de las aerolíneas suele estar disponible en la gran mayoría de sus aeronaves, sin embargo, en la mayoría de los casos el precio es caro y, de pagarlo, la velocidad es desesperantemente lenta. Lo recibimos como un gran avance: por fin podríamos navegar por internet en los aviones. Muchas aerolíneas han dotado a sus naves de red wifi, de forma que los largos y tediosos vuelos seguirían siendo largos, pero menos tediosos. Seguro que Twitter, WhatsApp y YouTube harían más entretenidas las horas.

Sin embargo, los que han tratado de aprovechar esta posibilidad a bordo en los últimos meses se habrán encontrado con un buen chasco, ya que en la mayoría de los casos el precio es caro y, de pagarlo, la velocidad es desesperantemente lenta. Atrapados allí dentro, muchos pasajeros optan por pagar, pero cabe preguntarse por qué el servicio de wifi a bordo es tan caro y, sobre todo, por qué es tan lento.

Es precisamente lo que trata de averiguar un reportaje publicado en Fortune, que concluye que, por desgracia para los pasajeros, los proveedores de internet no tienen incentivos para mejorar el servicio, ni las aerolíneas para bajar los precios. Los pasajeros no pueden elegir otra red una vez sentados en sus asientos, y de momento no es un servicio que esté haciendo elegir a los clientes a unas aerolíneas sobre otras.

Wi-Fi de los aviones: Redes compartidas por aviones y pasajeros

En lo que se refiere a la primera queja, la de la velocidad, ésta está determinada por el tipo de red a la que nos conectamos. Los aviones reciben sus conexiones a internet o bien desde arriba, a través de redes satélites, o bien desde abajo, a través de redes basadas en tierra. Esta segunda suele ser la tecnología más utilizada por el momento y su capacidad es bastante limitada, ofreciendo entre 3 y 10 Mbps, que deben compartir todos los pasajeros del avión.

Los aviones reciben sus conexiones a internet o bien desde arriba, a través de redes satélites, o bien desde abajo, a través de redes basadas en tierra

Algunas compañías, sin embargo, están empezando a utilizar redes satélites. Estas cuentan con la ventaja de una mayor capacidad, ya que pueden ofrecer un rango de entre 40 y 70 Mbps, pero a diferencia del anterior sistema, estas redes dispersan su capacidad sobre un área geográfica muy grande. Eso quiere decir que las aeronaves que compartan un mismo espacio aéreo tendrán que compartir también la misma red, quedando de nuevo una velocidad muy baja para cada usuario.

No pagan los viajeros, sino sus empresas

Sobre el precio de la conexión, existen diversas estrategias que las compañías emplean con filosofías totalmente opuestas. Para muchas de ellas, la conexión Wi-Fi de los aviones es una forma de aumentar sus ingresos, y la dirigen especialmente a los viajeros de negocios, que quieren aprovechar el tiempo del trayecto para seguir trabajando.

A esos pasajeros no les importa el precio por conectarse porque no son ellos los que van a pagar el servicio, sino que lo harán sus empresas

Normalmente a esos pasajeros no les importa el precio por conectarse porque no son ellos los que en última instancia van a pagar el servicio, sino que lo harán sus empresas, a las que pasarán la factura como uno más de los gastos del viaje. Según los datos de Gogo, uno de los principales proveedores de internet para aerolíneas, solo el 7% de los pasajeros paga por conectarse durante los vuelos, pero es suficiente para cubrir sus gastos y dar beneficios. Es decir, que sacan partido al Wi-Fi de los aviones cobrando lo máximo posible a un número muy reducido de viajeros.

Sin embargo, algunas compañías estadounidenses sí parecen estar poniéndose las pilas al respecto. JetBlue, por ejemplo, ofrece acceso a internet gratuito a todos los viajeros, y además su servicio es uno de los que ofrecen más velocidad de navegación, superior a los 10 Mbps, que además no restringe como otras el acceso a aplicaciones que requieren un gran ancho de banda, como Netflix. Es de esperar que en los próximos años más compañías tomen nota y sigan esta tendencia, ya que igual que en los hoteles o en los trenes, el acceso a red wifi se está convirtiendo en una demanda estándar de los clientes.

Capitán Aéreo – Surcando los Cielos en Youtube