Cómo usar bengalas para guiar a un avión en vuelo

Eres parte de un grupo de excursionista y se han perdido durante dos días. Al acercarse la noche, tienes que agacharte para pasar la noche con el resto de tus compañeros de viaje, rezando para que mañana los encuentren. Abruptamente, un sonido mecánico perfora el aire, primero débil y poco a poco cada vez más fuerte. Te toma unos pocos segundos reconocer el zumbido familiar de un pequeño avión. ¿Los rescatistas? Afortunadamente, cuentan con tres pequeñas bengalas de mano. Tienes tiempo para hacerlo bien; si no, habrás perdido la única oportunidad de ser rescatados. Así es cómo se hace. Sigue leyendo para aprender a cómo usar las bengalas para guiar a un avión.

Instrucciones
1- Espera a que el avión se acerque. Lo más probable es que tengas pocas llamaradas, así que úsalas sólo cuando lo creas importante.

2- Busca bengalas verdes. Un avión de rescate busca normalmente luces de bengalas verdes en la noche cada siete u ocho minutos. Cuando se enciende una bengala verde, espera unos pocos segundos para que el resplandor no impida la visión del piloto.

3- Prende una bengala roja (o de cualquier otro color si no encuentras una roja). Una bengala de mano común, tiene una cadena que sobresale de un lado. Al prenderla, tira de la cuerda señalando la antorcha hacia arriba, lejos de ti y de los otros. Espera 20 segundos y luego prende la segunda bengala roja. Idealmente, el avión de rescate verá la primera bengala alterando su curso. Usa el segundo resplandor para que los localicen con mayor precisión. Cuando se logre el curso adecuado, usa las bengalas rojas como guía. El avión debe proceder a disparar una serie de llamaradas verdes hasta que esté directamente sobre sus cabezas.

4- Cuando el avión esté directamente sobre ustedes, prende una tercera bengala roja. Esto marcará claramente su posición y el rescate estará rápidamente en camino.