Radiocomunicación en la aviación (informe especial) (documental)

La radiocomunicación en la aviación y el servicio de control del tráfico aéreo, también conocido por sus siglas en inglés ATC (Air Traffic Control) se presta por los países firmantes de la Convención de Chicago que dieron origen a la creación de la OACI/ICAO en los términos especificados por las normas de esta organización internacional. Los dos factores por los cuales en un aeropuerto se requiere el Control de Tráfico Aéreo ATC son la seguridad y la eficiencia. El espacio aéreo se divide en regiones de información de vuelo, conocidas como FIR (Flight Information Region), y cada país se hace responsable del servicio en las comprendidas en su ‘área de responsabilidad’. En muchos casos esta área de responsabilidad excede las aguas territoriales de un país a fin de que el espacio aéreo comprendido sobre las aguas internacionales sea provisto de un servicio de información. El espacio aéreo en el que se presta el servicio de control aéreo se llama ‘espacio aéreo controlado’.

Documental Radiocomunicación en la aviación


La unidad encargada de entregar el servicio de control al tráfico aéreo en estas áreas recibe el nombre de centro de control de área. Debido al amplio espacio aéreo que manejan, están divididos en sectores de control, cada uno responsable de una parte del espacio total a su cargo. Cuando un avión está a punto de salir de un sector es traspasado al siguiente sector en forma sucesiva, hasta el aterrizaje en su destino. Actualmente, la mayor parte de las rutas aéreas están cubiertas por radares, lo que permite hacer un seguimiento permanente a los vuelos.

La radiocomunicación en la aviación es algo muy importante entre los pilotos y los controladores aéreos, ya que de esto se deriva gran parte de la seguridad de un vuelo.

Capitán Aéreo – Surcando los Cielos en Youtube