Lo que no debes comer antes de viajar en avión

Es frecuente que cuando se debe viajar en avión una de las cosas que menos pasan por nuestra cabeza es el tipo de comida que se ingiere antes de tomar el vuelo. Mucho de ello tiene que ver con la importancia de tomar el avión a la hora y sin ningún retraso. Sin embargo, algunos nutricionistas hacen hincapié en la importancia de cuidar la dieta que se tendrá antes, durante y después del viaje.

Algunos especialistas enfatizan que tener una alimentación balanceada mejora las horas pasadas en el transporte, haciendo del viaje algo más cómodo, además de que reduce los efectos del jet lag.

Lovissa Nilsson, nutricionista local y encargada de los contenidos de una reconocida app de salud, afirma que “lo que se consume antes de tomar el vuelo es de vital importancia como aquello que se ingiere durante el viaje, especialmente cuando se trata de vuelos de larga distancia”.

En relación a esto, “si no se presta atención a lo que se come, pueden presentarse síntomas como deshidratación, problemas de digestión, inflamación, señales de fatiga y un aumento de estrés”.

A continuación se describe la dieta ideal antes de tomar un vuelo:

DESAYUNO antes de viajar en avión

Come: bayas azules, moras, sandía, naranjas, yogur natural, cereales integrales.

Evita: cualquier cosa que pueda contribuir a la indigestión y distensión abdominal como comida frita, sándwiches y alimentos que contengan tocino.

La nutricionista explica que en los aeropuertos, “se debe consumir una gran cantidad de vitaminas y fibras, pues existen niveles altos de gérmenes. Además es necesario abastecerse de vitamina C para apoyar al sistema inmunológico.

“La sandía es una buena opción, ya que es rica en antioxidantes y también ayuda a mantenerse hidratado durante el vuelo”.

Una buena alternativa para la comida es el yogur natural con cereales integrales, ya que mantendrá saciado el estómago durante más tiempo y, al mismo tiempo, conserva los niveles de azúcar equilibrados.

ALMUERZO

Come: proteínas magras como la pechuga de pollo sin piel o pescado, el pan integral y huevos.

Evita: papas fritas, frutos secos salados, ya que contienen altos niveles de sal, lo que ocasiona hinchazón en el estómago, así como deshidratación de la piel.

Nilsson menciona que “el pollo y el salmón son una gran fuente de proteína magra. Si se quiere comer un sándwich, se debe prestar atención al pan, el cual debe ser de masa fermentada o de centeno, ya que éste es rico en minerales y ayuda en la nivelación de los niveles de azúcar en la sangre.

CENA

Evita: El pan blanco, arroz y pasta. También, los alimentos que son ricos en grasa y son procesados.

Come: alimentos ligeros que estén cocinados a la parrilla, al vapor o al horno. Las carnes magras o el pescado con verduras o ensalada son una gran opción.

Cuando ya has iniciado viajar en avión es de vital importancia que comas a menudo, pero se deben mantener pequeñas porciones.

Nilsson agrega que “es importante añadir una buena fuente de proteínas como el pollo, huevo, atún o pescado. Los alimentos ricos en proteínas pueden ayudar a minimizar los efectos de aquellos azucarados que se puedan presentar después de la comida”.

Capitán Aéreo – Surcando los Cielos en Youtube