Pilotos suicidas: algunos espeluznantes casos en la historia de la aviación

Tras el fatídico vuelo del avión Airbus A320, estrellado de manera presuntamente intencionada por el copiloto Andreas Lubitz, similares tragedias de la historia de la aviación civil han vuelto al tapete. Te presentamos algunos de los episodios más lamentables de Pilotos suicidas.

Algunos casos de Pilotos suicidas

El 29 de noviembre de 2013

, el vuelo 470 de LAM, Líneas Aéreas de Mozambique, que tenía por destino Angola, se estrelló en el Parque Nacional de Bwabwata, en Namibia, terminando con la vida de sus 33 ocupantes. El informe preliminar de la investigación estableció que el piloto Herminio dos Santos Fernandes actuó con “clara intención”, al desconectar el piloto automático y desoír las múltiples alarmas en cabina, sin jamás establecer contacto con controlador de vuelo alguno.

El 31 de octubre de 1999

, el vuelo 990 de Egypt Air, que partió desde Nueva York con destino El Cairo, se precipitó en picada al Océano Atlántico, muriendo instantáneamente sus 217 ocupantes. Las cajas negras permitieron saber que el copiloto Gamil el-Battouti estrelló el avión deliberadamente, aunque no sus motivos. Sólo se sabe que el piloto advirtió a su compañero, aparentemente por un problema disciplinario, que quizá fuera ese su último vuelo, a lo que Gamil respondió: “Este será el último vuelo también para usted”.

El 11 de octubre de 1999

, un avión ATR-42 de Air Botswana, que volaba desde Maputo a Lunda, fue estrellado por su piloto, quien se reincorporaba al trabajo tras la baja que por razones médicas lo mantuvo alejado algún tiempo. Durante el vuelo, en reiteradas ocasiones, el piloto transmitió por radio sus intenciones de estrellar la nave en el aeropuerto de Gabarone Airport, en Botswana, lo que finalmente cumplió.

El 19 de diciembre en 1997

, el vuelo 185 de la compañía Silk Air, que se dirigía desde Yakarta hacia Singapur, se estrelló en el río Musi, ocasionando la muerte instantánea de todas las personas a bordo. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos, determinó que el incidente se produjo a partir de un acto deliberado del piloto, que se encontraba experimentando dificultades relacionadas con su trabajo.

El 21 de agosto de 1994

, un avión ATR-42 de la compañía Royal Air Maroc, que viajaba con destino Casablanca, fue estrellado contra las montañas que rodean la ciudad de Agadir. El acto suicida fue cometido por su piloto, el marroquí Youneff Khayati, cuyas últimas palabras, “morir, morir”, fueron registradas por la caja negra.

Capitán Aéreo – Surcando los Cielos en Youtube