La vuelta al mundo del Avión Solar Impulse se detiene en Hawai hasta la primavera de 2016

Publicado el 16 Julio, 2015 En la categoría Aviación Civil, Noticias 0 Comentarios

El Solar Impulse 2 no volverá a volar hasta la primavera de 2016. Así lo asegura un comunicado de la organización divulgado esta tarde, en el que se indica que a pesar del duro trabajo del equipo de Solar Impulse, los daños irreversibles que sufrieron las baterías durante el vuelo de casi cinco días (117 horas y 52 minutos) entre Nagoya (Japón) y Hawai, obliga a esta prolongada parada.

La organización divulgó un comunicado el pasado lunes, en el que se explicaba que las baterías se vieron afectadas por un sobrecalentamiento durante la fase de ascenso del avión hasta los 28.000 pies (aproximadamente unos 9.000 metros). La gestión del vuelo obligaba a situar el avión a esa altura para aprovechar las horas nocturnas para perder poco altura y economizar la energía almacenada.

Desde el centro de control que monitoriza la misión, ubicado en Mónaco, se detectó el problema pero no se pudo disminuir la temperatura de las baterías por los ascenso requeridos en las horas diurnas.

La organización indica que en general, «el avión se comportó muy bien durante el vuelo. El daño a las baterías no es un fallo técnico o una debilidad en la tecnología, sino más bien un error de evaluación en términos del perfil de la misión y las especificaciones de diseño de refrigeración de las baterías. La temperatura de las baterías en un rápido ascenso / descenso en los climas tropicales no se planificó correctamente».

Por qué se detuvo el Solar Impulse

Los desperfectos irreversibles en «ciertas partes» de las baterías «requerirá reparaciones que llevarán varios meses. En paralelo, el equipo de ingenieros de Solar Impulse estudia varias opciones para mejorar los procesos de refrigeración y calefacción durante largos vuelos», se indica en el comunicado.

La Universidad de Hawaii con el apoyo del Departamento de Transporte será la sede del avión, que se encuentra en un hangar en el aeropuerto Kalaeloa. La previsión es reanudar los vuelos de prueba en la primavera de 2016, para evaluar los nuevos sistemas de calefacción y refrigeración de las baterías.

La vuelta al mundo del avión se prevé reanudar a principios de abril del próximo año, con el vuelo de Hawai a la costa oeste de EE.UU. Posteriormente, el Solar Impulse cruzará Estados Unidos para aterrizar en el JFK de Nueva York antes de hacer la travesía del Atlántico a Europa y luego regresar al punto de partida en Abu Dhabi, culminando la vuelta al mundo que empezó a principios del pasado mes de marzo.

Los reveses son parte de los desafíos de un proyecto que está explorando los límites de la tecnología», se indica con orgullo en el comunicado. «Solar Impulse tratará de completar el primer vuelo solar alrededor del mundo en 2016 y este retraso de ninguna manera influirá en los objetivos generales de esta iniciativa pionera.

Capitán Aéreo – Surcando los Cielos en Youtube