Concorde el avión más rápido del mundo (documental)

Una fría mañana de la primavera de 1969, el Concorde británico realizó su primer vuelo supersónico. Se iniciaba así una historia de amor que se prolongaría durante tres décadas. Ningún otro avión antes que el Concorde había despertado una lealtad y una oposición tan apasionadas. Y contra todo pronóstico sobrevivió para convertirse en uno de los símbolos más sólidos del siglo XX. Esta es la turbulenta historia de un aeroplano extraordinario. Andre Turcat (Piloto de prueba del Concorde): “durante 30 años hemos hecho soñar a la gente y también hemos soñado nosotros”.

La vida de este avión supersónico comenzó en la Royal Aircraft Establishment en 1959 donde Roger Morgan dirigía el ambicioso proyecto de diseño del Concorde. Al otro lado del Canal los franceses también estaban llevando a cabo exhaustivas investigaciones para ser los primeros en construir ese avión de pasajeros supersónico. En 1962 el coste de producción estimado ya había aumentado de 105 a 225 millones de euros de la época, de modo que Gran Bretaña y Francia dejaron a un lado su antigua rivalidad y firmaron un tratado internacional para construir un avión que conquistara el mundo. Ese avión recibiría el nombre de Concorde.

Documental del avión comercial más rápido del mundo (el Concorde)

Al otro lado del atlántico la Pan Am’s, un gigante de las líneas aéreas encargó de inmediato 6 Concorde. Pero cuando el nuevo gobierno laborista de Harold Wilson subió al poder en 1964 los costes habían vuelto a duplicarse y ascendían ya a los casi 400 millones de euros de ese entonces. Pese a que los costes aumentaron sin cesar ambas partes decidieron continuar y seguir hacia adelante. El siguiente reto al que se enfrentaban era superar la barrera del idioma. Su objetivo era construir un avión de pasajeros que pudiera desplazarse dos veces más rápido que la velocidad del sonido.

Suscríbete a mi canal en Youtube: Capitán Aéreo – Surcando los Cielos en Youtube

Publicaciones relacionadas