Avión Militar de Transporte Táctico Hércules C-130J

Fabricado por los ingenieros de Lockheed Martin, el C-130 se ha convertido en el principal avión de transporte de personal y cargamento de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, el cual lleva en producción continua desde 1954, habiendo entregado más de 2.300 Hércules a 67 países de todo el mundo. Dado el éxito cosechado con el paso de las décadas, los ingenieros han mantenido una constante evolución del modelo. El último desarrollado, el Hércules C-130J, ha sido actualizado con interesantes novedades en su cabina de cristal, en la aviónica digital, así como en su nuevo sistema de propulsión de hélice de 6 palas. Las mejoras incorporadas en el C-130J, que entró en producción en 1997, han consistido en el incremento del rendimiento de la aeronave en términos de su rango, límite en ascenso, velocidad y aterrizaje. La versión ampliada de este modelo, denominada C-130J-30 fue estrenada por la Real Fuerza Aérea del Reino Unido en noviembre de 1999. A raíz de la experiencia obtenida, los ingenieros desarrollaron una nueva evolución designada como CC-130J, el cual entró en servicio activo en la Base Aérea Little Rock de la USAF en abril de 2004, iniciando la venta internacional del modelo ocho meses después. A pesar de ello, el Comando de Movilidad Aérea de los EE.UU. no declaró la capacidad operativa inicial para el C-130J hasta octubre de 2006.Dado el gran resultado obtenido, la USAF adjudicó un contrato por valor de 167 millones de dólares a Lockheed Martin en diciembre de 2011, con el fin de adaptar el C-130J Hércules con la configuración Block 8.1. La configuración Block 8.1 contiene capacidades de expansión tanto en software como en hardware, para incluir los modernos sistemas de identificación amigo-enemigo (IFF), sistemas de vigilancia dependiente automática y gestión de enlace de datos del tráfico aéreo, navegación y comunicaciones.Para manejar el C-130J es necesaria una tripulación mínima de tres personas, la cual incluye dos pilotos y un especialista de carga. La nueva cabina de cristal cuenta con cuatro pantallas multifunción con sistemas de visualización L-3, que permite controlar los sistemas de navegación y control de vuelo. Además, también integra pantalla de radar a color de bajo consumo diseñada por los ingenieros de Northrop Grumman, incluyendo una pantalla frontal dinámica de vuelo (HUD) para cada piloto, así como dos ordenadores a bordo de misión dual desarrollado por los ingenieros de BAE Systems IEWS, que permite operar y controlar los sistemas de la aeronave y avisar a la tripulación de su estado.





El C-130J está equipado con un doble Honeywell implementado en el sistema de posicionamiento global y en el sistema de navegación inercial (GPS / INS), contando con un sistema de alerta de tráfico aéreo, un sistema de prevención de colisiones (E-TCAS), un sistema de posicionamiento de vuelo SKE2000 y un sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS).

 

La bodega de carga del C-130J tiene un volumen útil total de más de 127,43m³ con una capacidad para cargas de hasta 16.880 kg, como por ejemplo tres vehículos blindados de transporte de personal, cinco palés, 74 literas (camillas), 92 militares equipados para el combate o 64 paracaidistas. Así mismo, la plataforma está equipada con rodillos de carga y descarga, anillas de amarre, estiba y asientos para tropas.

 

El sistema de alerta de misiles ATK AN/AAR-47 utiliza sensores electro-ópticos para detectar misiles enemigos, procesar algorítmicamente la señal avanzada, analizar la selección espectral y priorizar las amenazas. Estos sensores están montados cerca del morro del avión, justo debajo de la segunda ventana de la cabina y en el cono de cola. Por otro lado, el radar de alerta AN/ALR-56M desarrollado por los ingenieros de BAE Systems integra un receptor superheterodino que opera en las bandas comprendidas entre los 2 y los 20 GHz.

Los Sistemas Integrados de Defensa de BAE Systems, también incluyen un sistema de contramedidas que es capaz de dispensar señuelos radar, bengalas infrarrojas y señuelos activos POET y GEN-X, unido al sistema de contramedidas de infrarrojos AN/ALQ-157 de Lockheed Martin, que puede generar señales de interferencia infrarroja con flexibilidad de frecuencia variable.




El C-130J está equipado con cuatro motores turbohélice Allison AE2100D3, cada uno con 4.591 caballos de fuerza (3.425 kW), los cuales incluyen un sistema de hélice de seis palas R391, desarrollado por los ingenieros de Dowty Aerospace. Además, los motores están equipados con plena autoridad de control electrónico digital (FADEC) diseñado por los ingenieros de Lucas Aerospace, que incluye un sistema de control automático de empuje (ATCS) que optimiza el equilibrio en la potencia de los motores.

 

El avión puede transportar una carga interna máxima de combustible de 20.820 kg, permitiendo añadir depósitos externos de combustible bajo las alas dotando de una capacidad extra cada uno de 8.482 kg. Además, cuenta con una sonda de reabastecimiento de combustible instalada en la zona central superior del fuselaje, justo por encima de la cabina del piloto.



Por último, cabe destacar que el C-130J-30 es una versión extendida del diseño original del C-130J, contando con una longitud del piso de carga que pasó de ser de 12,1 metros a 16,7 metros, lo que da un aumento significativo a la capacidad de transporte aéreo de la aeronave.


En la actualidad, el avión está en producción para la Fuerza Aérea de los EE.UU. con 39 pedidos, así como la Real Fuerza Aérea Australiana con 12 pedidos, la Fuerza Aérea Italiana con 10 pedidos, la Fuerza Aérea de Kuwait con 4 pedidos y la Fuerza Aérea Danesa con 3 pedidos.

 

El gran volumen de ventas que ha obtenido el Hércules con el paso del tiempo ha permitido a los ingenieros de Lockheed Martin desarrollar continuos avances, consiguiendo estar a la vanguardia en la ingeniería del transporte aéreo táctico.

Publicaciones relacionadas