Airbus A300-600ST Beluga – El Gigantesco Avión de carga

Publicado el 23 octubre, 2014 En la categoría Aeronaves, Aviación Civil 0 Comentarios

El Airbus A300-600ST, más conocido como Beluga, fue diseñado y desarrollado por los ingenieros de Airbus como un sucesor del Super Guppy, inicialmente usado por la compañía para cubrir necesidades propias en la fabricación de aviones. Actualmente Airbus ha llegado a construir cinco aviones Beluga para facilitar el transporte de grandes secciones de fuselajes y alas para el ensamblaje final en su planta central de montaje. Y, a pesar de los muchos rumores que circulan, en la actualidad no existen planes para que este modelo sea puesto a la venta comercialmente, ni para producir más aviones de esta serie por el momento. El quinto y último Beluga construido, se utiliza en exclusiva para realizar operaciones de apoyo logístico para Airbus y servicios de transporte comercial internacional a terceros, donde se requiere el traslado de cargamentos de grandes dimensiones. Para ello, Airbus Industrie creó la compañía aérea subsidiaria Airbus Transport International (ATI) en 1996, con sede en Toulouse (Francia), junto a las instalaciones de producción de la compañía.

El Airbus A300-600ST Beluga, derivado del A300-600R, entró en servicio por primera vez en enero de 1996. Dos años después en 1998, cuando el cuarto Beluga entró en servicio, los ingenieros de ATI habían adquirido la experiencia y los conocimientos necesarios en la operación diaria de transporte de cargas no estándar en un entorno internacional, para comenzar a ofrecer servicios a empresas externas con su quinto Beluga, el cual entró en operatividad en el año 2000. Hasta hoy, la aeronave ha sido utilizada para el transporte de los elementos de la Estación Espacial Internacional, satélites, helicópteros, componentes de aviones, obras de arte, ayuda humanitaria y un largo etcétera.


Dentro del consorcio de Airbus, los ingenieros de Special Aircraft Transport International Company (SATIC), de propiedad conjunta entre Aerospatiale y Daimler-Benz Aerospace (ahora EADS), fueron los responsables del diseño y producción del Airbus A300-600ST Beluga. Específicamente, EADS CASA de España fue la responsable de producir la sección principal del fuselaje y los estabilizadores horizontales, EADS Elbe Flugzeugwerke de Alemania llevó a cabo la fabricación de las secciones del fuselaje y Aerostructures Hamble Ltd del Reino Unido, junto a EADS Dornier de Alemania, fueron los encargados de construir el compartimento superior de acceso de carga. Asimismo, Latocoere de Francia se encargó de la cabina de vuelo y EADS Sogerma del montaje final del avión.

 

El Airbus A300-600ST Beluga cuenta con una cubierta principal diseñada especialmente para permitir una fácil transferencia de carga, integrando la cabina de vuelo justo debajo del nivel de la cubierta principal. La gran compuerta de carga solo se desplaza hacia delante y hacia arriba, proporcionando un amplio acceso a la bodega de carga, permitiendo una altura de acceso de 16,78 metros.

 

El Beluga es capaz de transportar cargas de poco más de 1.500 m³ o hasta 47 t a una distancia de 900 millas náuticas (1.666,8 km). En caso de cargas más ligeras puede operar en distancias más largas, por ejemplo, con 40 t puede llegar a las 1.500 millas náuticas (2.778 km) y con 26 t alcanza un rango de más de 2.500 millas náuticas (4.630 km). La bodega de carga cuenta con una altura de 7,08 m, una anchura de 7,04 m y una longitud útil de 37,70 m. Teniendo en cuenta las dimensiones de la bodega de carga y la asignación de peso, significa que el Beluga es capaz de transportar dos helicópteros Chinook completos con las aspas plegadas, sin tener que desmontar y volver a montar los helicópteros.




Inicialmente, dado que la cubierta de carga principal se encuentra a una altura de 5,5 m del nivel del suelo, el Beluga necesitaba de unas instalaciones adecuadas de asistencia en tierra para operar en los aeropuertos. Para ello se utilizaba (y se sigue utilizando) una plataforma de carga de 100 toneladas de elevación con una longitud de 32 metros, montada sobre un chasis de 24 ruedas. Sin embargo, recientemente los ingenieros de Airbus Transport International completaron el desarrollo de un prototipo de rampa de carga integrada, que permite al Beluga operar en aeropuertos sin instalaciones de carga y descarga especialmente adaptadas.

 

La rampa de carga integrada fabricada de compuesto de carbono, cuenta con una longitud de 12 m y un ancho de 5 m, alimentada por un generador interno de la aeronave. La rampa puede ser operada por un solo hombre, pudiendo desplegarse y volverse a plegar en su posición inicial en 20 minutos. La sección de la rampa de carga se extiende hacia delante desde el nivel de la cubierta principal hacia el suelo, justo delante del morro del avión. Posteriormente, el cargamento se coloca sobre la sección última de la misma, elevándose a continuación horizontalmente hasta quedar alineada con la cubierta principal de carga, donde se desplaza hacia el interior de la aeronave.

La cabina de vuelo, con una capacidad para una tripulación de dos personas (con otros dos asientos disponibles para personal auxiliar), está equipada con pantallas de cristal líquido, sistemas de comunicaciones HF y VHF, un sistema de llamada selectiva para uso en un entorno de comunicaciones densamente saturada y un sistema de dirección de interfono. Asimismo, los parabrisas delanteros están equipados con un sistema anti-hielo de calefacción eléctrica, incluyendo en las ventanas laterales de la cubierta un sistema de desempañado eléctrico.

 

La suite de radionavegación del Beluga incluye un buscador automático de dirección, radio omnidireccional VHF, dos sistemas de aterrizaje por instrumentos, dos equipos de medición de distancia, receptores de radiobaliza y radioaltímetros. El avión también está equipado con sistema de alerta de tráfico, prevención de colisiones y aviso de proximidad al suelo. La aviónica incluye dos ordenadores de datos aéreos digitales suministrados por los ingenieros de Honeywell, así como un sistema de control automático de vuelo digital con equipos de doble control, dedicados para el vuelo asistido y piloto automático.

 

El Airbus A300-600ST Beluga dispone de un tren de aterrizaje controlado hidráulicamente de tipo triciclo retráctil, diseñado por los ingenieros de Messier-Bugatti. Las principales unidades del tren de aterrizaje se retraen hacia el interior del fuselaje y la unidad reguladora se retrae hacia adelante, incorporando ruedas con frenos de disco protegidos y un sistema de frenado standby accionado por un equipo separado de la hidráulica.



En líneas generales el Beluga cuenta con una longitud total de 56,15 m, una envergadura de 44,84 m, una altura de 17,24 m, una superficie alar de 258,8 m² y un peso en vacío de 86.000 kg. La aeronave se encuentra equipada con dos motores turbofán GE CF6-80C2A8 de una potencia individual de 120 kN (12.236 kgf), que le permite alcanzar una velocidad máxima operativa de 1.004 km/h (Mach 0,82) y mantener una altitud máxima de operación de 35.000 pies (10.670 m). Por último, sus tanques pueden almacenar hasta 34.430 litros de combustible.

Publicaciones relacionadas